Todos los detalles del PERTE Agroalimentario

El Consejo de Ministros ha aprobado el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del sector agroalimentario, un conjunto de medidas que benefician a empresas y autónomos del sector generando sinergias . Las actuaciones de este proyecto se basarán en las siguientes líneas estratégicas:

  • Impulsar la transformación tecnológica de todo el sector
  • Profundizar en el suministro de alimentos sanos, seguros y saludables
  • Mejora de la dimensión y de la cohesión social del sector agroalimentario.
  • Impulsar el desarrollo de una economía circular y a reducir el impacto ambiental del sistema agroalimentario

Ejes prioritarios de actuación

  • Eje 1: Paquete de apoyo específico para la industria agroalimentaria, que contará con 400 millones de euros destinados a mejorar los procesos de producción de los cultivos y a asegurar una mayor trazabilidad de los alimentos, algo que afectará directamente a los consumidores
  • Eje 2: Medidas concretas para apoyar el proceso de adaptación digital y que se extienda a todos los agentes que forman parte de su cadena de valor (agricultores y ganaderos y sus cooperativas, pequeñas y medianas empresas de producción, transformación y comercialización) contando con una dotación económica de 454,35 millones de euros. Además, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación impulsará el Sistema de Información de Explotaciones Agrarias (SIEX) que permitirá “simplificar” la relación de los agricultores y ganaderos con la administración
  • Eje 3: Medidas específicas de apoyo a nuevas líneas de investigación (I+D+i)

Impacto en la economía española

El sector agroalimentario contribuye con casi un 10 % al PIB y y está conformado, en su mayor parte, por pequeñas y medianas empresas. Este PERTE tendrá un impacto de 3.000 millones de euros en la contabilidad nacional, se prevé la creación de 16.000 empleos y contará con una inversión pública de unos 1.000 millones de euros hasta 2023. Este paquete de ayudas reforzará la triple sostenibilidad (económica, social y ambiental) del sector agroalimentario incrementando la seguridad y la salubridad de los suministros agroalimentarios y acelerando la descarbonización del sector agropecuario para minimizar su impacto climático.

Además de estos impactos, el PERTE generará efectos positivos sobre el conjunto de la economía derivados de la creación de nuevos modelos y oportunidades de negocio, las nuevas oportunidades laborales generadas por las actuaciones ligadas al PERTE, así como los ahorros generados en el tejido productivo, las economías domésticas y los presupuestos públicos.

Consulta la viabilidad de tus proyectos