Novedades en los impuestos por transmisiones

Nuestra compañera Rocío García Ramírez, directora técnica del área de fiscalidad inmobiliaria, nos expone en el siguiente artículo, publicado en el medio Economía3, la situación actual para entender el tributo de plusvalía tras los recientes cambios en su forma de calcularlo.

Hasta la reforma de octubre de 2021, este tributo se calculaba multiplicando el valor catastral del suelo en la fecha de la transmisión por el número de años de permanencia del mismo en el patrimonio del transmitente y por tipo de gravamen fijado por el Ayuntamiento, con un máximo del 30%.

Actualmente, los contribuyentes tienen la opción de tributar por la plusvalía real, justificada por sus propios medios, con nuevos supuestos  en los que los Ayuntamientos tienen nuevas competencias para que realicen las correspondientes comprobaciones. Es decir, no estarán sujetas a tributación las operaciones donde no haya aumento de valor.

Lo que sí puede hacer el contribuyente es llevar a cabo un análisis detallado de sus bases imponibles, estableciéndose dos métodos de cálculo de la base imponible. En este sentido, es fundamental dejarse asesorar por expertos que faciliten este tipo de trámites y poder contar con la tranquilidad de saber que lo único que obtendrás serán beneficios.

¿Tienes pensado o has realizado una transmisión de inmuebles?