España quiere duplicar sus recursos para la I+D+I

El Gobierno ha aprobado en Consejo de Ministros la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación para los próximos siete años, un plan que se enviará al Congreso para su tramitación y en el que se duplican en siete años los recursos destinados a I+D+I, hasta alcanzar en 2027 el 2,12% del PIB.

La inversión en actividades de I+D en 2018 supuso un 1,24% del PIB, en niveles de hace diez años. Así, estamos muy lejos de líderes como China, Israel, EEUU o los motores de la economía europea y el ansiado objetivo de Europa de llegar al 3% en 2020 es un sueño.

Según se informó desde el Ejecutivo, este documento 2021-2027 se ha aprobado tras “un ejercicio de todos” los agentes del sistema español de I+D+i, públicos y privados (compañías, sociedades científicas, administraciones, etc etc..). Y junto al Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación, aprobado este verano con una inversión directa de 1.000 millones de euros este ejercicio y el próximo, “sienta las bases para el futuro de la ciencia”, según el Ministerio de Ciencia e Innovación.

Se trata de un marco de referencia plurianual con objetivos compartidos por todas de las Administraciones Públicas con competencias en materia de fomento de la investigación científica, técnica y de innovación.

Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación

Este marco de referencia plurianual, con objetivos compartidos por todas de las administraciones públicas con competencias en este fomento, plantea un aumento gradual de los recursos para la ciencia hasta alcanzar la media europea (2% del PIB) para generar un tejido productivo más competitivo e innovador, al tiempo que espera mejorar la calidad del empleo.

Para consolidar y que crezca este Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación se intentará aumentar el presupuesto dedicado a la I+D+I a la vez que se incentiva la inversión privada, hasta alcanzar la media de la UE. Para ello se contemplan las ayudas directas (subvenciones) y establecer líneas adecuadas para facilitar el uso de los fondos de la Unión Europea.

Debido a la importancia y transversalidad de impulsar la I+D+i, se plantea la necesidad de un Pacto de Estado en el que participen los gobiernos centrales y regionales, en coordinación con los programas, planes y fondos europeos del Horizonte Europa (2021-2027).

La materialización de esta estrategia tendrá dos periodos de ejecución. El primero de ellos, entre 2021 y 2023, se centrará en garantizar y fortalecer el sistema y reforzar los recursos humanos para diseñar las carrera investigadoras, incorporando nuevo talento. En una segunda fase, según el ministerio, se situará a la I+D+i como herramienta fundamental para el desarrollo de una economía basada en el conocimiento.

Entre sus novedades y prioridades, destaca el diseño de un itinerario científico y tecnológico de acceso al sistema de I+D+i equiparable al “Tenure Track”. Así como la elaboración de un itinerario tecnológico en el que se incluye el desarrollo de la figura de Tecnólogo, recogida en la Ley de la Ciencia de 2011.

También se destacan objetivos como reducir la precariedad y la interinidad de los científicos, mejorar la contratación de investigadores en línea con el mencionado modelo europeo Tenure, y reformar la Ley de Investigación Biomédica para mejorar las condiciones de trabajo de los investigadores sanitarios.

La mejora de la cooperación entre el Estado central y las comunidades en materia de ciencia, incrementando los programas conjuntos, las acciones para fomentar la participación del sector privado, reforzando programas como el Cervera e incrementando las ayudas a las pymes, también son destacados como prioridades del documento, así como la reordenación de la compra pública de innovación y el fomento de la transferencia de conocimiento

La Estrategia también determina sus seis sectores estratégicos:

  • Salud: nuevas terapias, diagnóstico preciso, cáncer y envejecimiento, y especial énfasis en enfermedades infecciosas.
  • Cultura, Creatividad y Sociedad Inclusiva: génesis del ser humano, cognición y lenguaje
  • Seguridad para la Sociedad: desigualdad y migraciones; el mercado y sus tensiones; la protección de la sociedad y ciberseguridad.
  • Mundo digital, Industria, Espacio y Defensa: IA, internet de la próxima generación, robótica, física, matemática, redes de comunicación
  • Clima, energía y movilidad: lucha contra el cambio climático,  descarbonización, movilidad y sostenibilidad
  • Alimentación, Bioeconomía, Recursos Naturales y Medio Ambiente: de la biodiversidad a la cadena agroalimentaria inteligente y sostenible y al estudio de agua y océanos.

¿Quieres saber más sobre este asunto?