5 claves para sobrevivir al alza de precios del cartón

Quienes seguimos de cerca la industria del packaging de cartón sabemos que, en el último año, este sector ha sufrido subidas de precio muy notables que afectan al precio de todos los embalajes de este material.

Sin profundizar en las causas que han generado esta situación, sí creemos oportuno tratar de entender las más importantes, y en qué medida la situación es pasajera o estructural.

Para ello, debemos distinguir entre los factores relacionados con la pandemia y los que son totalmente independientes de ella, o en los que a lo sumo ha supuesto un efecto acelerador.

Entre los primeros reseñamos especialmente el parón productivo sufrido en 2020 como consecuencia de los confinamientos, que generó tensiones de inventario al cierre del ejercicio. Podríamos sumar los problemas logísticos derivados del cierre de infraestructuras portuarias como la otra importante palanca alcista directamente vinculada a la pandemia. Es de esperar que ambas vayan perdiendo fuerza con la normalización.

Respecto a los segundos, los factores más importantes son el incremento del e-commerce, y la disponibilidad de papel reciclado. Ambos están relacionados, y han sido potenciados por el efecto COVID, pero es importante entender que hablamos de tendencias alcistas que ya estaban presentes en el mercado en 2019, y que van a continuar ganando fuerza en los próximos años.

De los cuatro factores que hemos contemplado, dos de ellos deberían remitir de forma directamente proporcional al retorno a la normalidad, y los restantes pueden sufrir retrocesos puntuales por la misma causa, aunque en estos últimos no es de esperar una vuelta al punto de partida. Consecuentemente, y mientras la industria no reaccione para paliar los dos factores estructurales en forma de incrementos productivos, inversiones…, es importante entender que la tendencia alcista del mercado continuará durante un tiempo indeterminado, y que cuando la situación se revierta, no veremos un retorno a la situación de 2019.

Como usuarios de esta industria, debemos ser conscientes de que nuestra capacidad de influencia sobre los factores mencionados es prácticamente nula. Es fundamental, por tanto, adoptar un enfoque estratégico pragmático dirigido a tomar decisiones y medidas de actuación en las que tengamos capacidad de cambio.

Ejes de acción para una gestión proactiva del cartón

Desde estas líneas proponemos una gestión proactiva de esta crisis. Para ello nos basaremos en 5 ejes de acción que cualquier empresa, ya sea de manera autónoma o apoyada en consultoras especializadas, puede explorar para mitigar en la medida de lo posible los efectos negativos en este escenario de trabajo.

  1. Establecer mecanismos de vigilancia del mercado. Se trata de una medida fácil de implementar y con un recorrido a corto plazo, dirigida a identificar los cambios de precios puntuales y adoptar políticas oportunistas de compra. La utilidad de esta medida es inversamente proporcional a la estabilidad del mercado.
  2. Simplificación y estandarización de SKUs. Esta es una medida estructural, que cualquier usuario de packaging de cartón debería tener siempre presente, pero que cobra mayor importancia en escenarios alcistas. El propósito de esta medida es simplificar la gestión de inventarios, y apalancar el mayor volumen de compra posible sobre cada referencia. Su mayor hándicap es que requiere de una importante inversión en tiempo y de amplios consensos interdepartamentales.
  3. Clasificar los SKUs por volúmenes de consumo y evaluar las tecnologías de impresión. Hablamos de otra medida estructural, dirigida a asegurarnos de que tenemos la mejor combinación posible en el par flexibilidad/precio en nuestro catálogo de packaging.
  4. Analizar el forecast de la demanda y racionalizar la planificación de pedidos. Nuevamente una medida estructural que debería implementarse de manera continua, pero que es especialmente importante cuando hay dificultades. Intentaremos reducir el número total de pedidos y conseguir mayores volúmenes por cada uno de ellos. Podemos negociar también con los proveedores medidas como pedidos abiertos como mejoras de gestión.
  5. Optimizar el diseño industrial del packaging. Es la medida más difícil de implementar, pero la que mayor beneficio potencial tiene. Un conocimiento profundo de los métodos de fabricación permitirá optimizar el diseño de nuestro packaging de forma que la merma de materia prima sea lo menor posible. En un escenario de precios elevados es una medida con un potencial muy interesante.

Como resumen, en estos momentos tan turbulentos, es prioritario identificar aquellas áreas en las que tenemos capacidad de acción y definir líneas de trabajo, ya sea con recursos propios o con apoyo de especialistas, que nos ayuden a mitigar los riesgos y el impacto negativo sobre nuestra cadena de suministro.

¿Quieres saber más sobre este tema?