Ayudas públicas para las grandes empresas en Andalucía

Artículo publicado en LA RAZÓN 09/10/2017

«Hay muchas compañías, pequeñas y grandes, que no son conscientes de las ayudas que existen», advierte Euro-Funding

«No siempre se llegan a cubrir los presupuestos que tienen las administraciones para estas líneas de ayudas, depende del tipo de incentivos. Los muy específicos suele ocurrir que se queden parcialmente sin cubrir, pero con el paso del tiempo en líneas ya maduras las partidas están muy bien calculadas y ajustadas y los presupuestos se consumen. Cuando ya es conocida por el gran público, por decirlo así, la Administración sabe más o menos cuántas solicitudes recibirá», explica Víctor Pérez Cuaresma, director de Euro-Funding en Sevilla. Desde la consultora reconocen que hay muchas en las que el dinero disponible no se agota porque los potenciales receptores las desconocen. «Por sorprendente que parezca, hay muchas empresas, no solo pymes si no grandes, que no son conscientes del amplio abanico de ayudas e incentivos que existen para su actividad», advierte Euro-Funding.

Otra premisa que se repite es ignorar cuáles son los trámites necesarios. «El error más común al concurrir a estas ayudas es no tener en consideración todos los aspectos que les exige la normativa –señala este experto–. No es infrecuente que empresas y proyectos que podrían ser beneficiarios pierdan la oportunidad por meras cuestiones de procedimiento».

«La clave es el conocimiento y la experiencia. Conocer una orden de incentivos, la convocatoria, lo que dice la Ley General de Subvenciones o cualquier otra normativa aplicable», explica Pérez Cuaresma. «Para una empresa es tan importante financiarse en condiciones mejores que las que ofrece el mercado como recibir ayudas a fondo perdido –detalla sobre las diferentes iniciativas de las administraciones públicas–. Les permite disponer de capital para operar, hacer nuevas contrataciones y crecer, en definitiva. Concurrir a estas convocatorias les obliga además a procedimentar el trabajo que se realiza: vemos en casos de clientes nuestros, particularmente en pequeñas empresas, que pasar por todo este ciclo de conseguir una ayuda y su posterior justificación les hace ganar eficiencia».

No obstante, desde Euro-Funding puntualizan que «no es dinero gratis: a las grandes empresas se les exige que las inversiones sean de calado y que sea demostrable que va a impactar sobre su competitividad industrial. Esto está directamente relacionado con su superviviencia y con la creación y el mantenimiento del empleo».

El tejido productivo andaluz  dispone de ayudas específicas para invertir en I+D+i, como las recientes convocatorias de la Agencia Idea, que contempla subvenciones a fondo perdido  e incentivos de hasta la mitad de la inversión. Para pymes hay una bolsa de 145 millones y 12 para grandes compañías. «El momento es ahora. Las ayudas tienen un fondo presupuestario limitado», avisa Pérez Cuaresma.